Archivo de la etiqueta: BUSQUEDA ACTIVA

El “networking” ¿por qué y para qué?

La primera cuestión, aunque no la única, es el por qué.  Y aquí  me surgen recuerdos de mi más tierna infancia.  Mis padres se preocuparon y ocuparon acerca de la elección del colegio al que iba a asistir.  Les interesaba que fuera bilingüe y también con quién me iba a relacionar.

claudiaDurante mucho tiempo consideré a mis padres como un poco frívolos.  No parecía preocuparles ni la exigencia del colegio,  ni cosas similares.  Parecía que su gran preocupación era que supiera comunicarme en más de un idioma y que tuviera buenas relaciones.

Ahora en el otoño de mi vida, comienzo a comprender a mis padres.  Querían dotarme de las suficientes habilidades de comunicación como para que, supiera lo que supiera, pudiera hacerlo valer.

Mis padres ignoraban totalmente aquello del networking pero sabían que quien se relaciona bien, tiene mayores posibilidades de éxito.

Este recuerdo me ha llevado a reflexionar seriamente acerca del famoso networking o red de contactos en español.

Permitidme una digresión ¿por qué nos empeñamos en usar palabras en inglés (además de networking, face to face, bulling, etc.) cuando en español existen los términos idóneos y además generalmente más ilustrativos? ¿Será por esnobismo o petulancia o por pura ignorancia?

Perdón por la digresión y volviendo al networking, ¿qué es realmente?

La construcción de relaciones o “Networking” en inglés es la habilidad para  relacionarse socialmente con el objetivo de  hacer contactos y cooperar.

Montse Mateos en su estupendo artículo EL ARTE DEL “NETWORKING” O HACER AMIGOS”  establece que tener contactos no es nada nuevo, no solo ha existido siempre, aunque ahora contemos con herramientas como Twitter, Facebook y LinkedIn.

Construir una red de relaciones requiere:

Tener contactos y saber utilizarlos. La red contactos la forman aquellas personas de nuestro entorno personal y profesional con las que se comparten experiencias, intereses, u otros contactos. Todas tenemos nuestra propia red, aunque en algunos casos no se valora su potencial.

Si se hace una lista rápida de las personas con las que nos relacionamos en nuestro entorno y de los lugares y responsabilidades que ocupan, resulta sorprendente la cantidad de contactos de que se dispone.

  • Esta “red” es esencial para: identificar oportunidades profesionales y sociales
  • La “red” funciona si se actualiza continuamente y se mantiene.

Es saber cooperar con otras personas o entidades para conseguir fines comunes. No debe confundirse cooperación con “mafia”, “tráfico de influencias” o “amiguismo”. Conocer gente y saber sacar la máxima ventaja de las relaciones sociales, familiares y profesionales es algo totalmente lícito, conveniente y positivo para cualquier persona y más aún en el proceso de búsqueda de empleo.

La segunda cuestión es el ¿para qué?

La característica más importante de la red es el beneficio mutuo: las redes se construyen sobre la base de la “cooperación bilateral”. Cuando se establece una relación hay que pensar no sólo lo que necesitamos de esa persona, sino también lo que podemos ofrecerle. “Yo te ayudo, tu me ayudas” es el ingrediente básico. Sin embargo y a diferencia del “enchufe”, la  red se basa en la creencia compartida de que ayudarse es positivo y merecido por ambas partes, más allá del mero intercambio de favores.

Hay que ser:

  • Creativo para idear formas de colaboración que sean beneficiosas para todas las partes.
  • Proactivo y no quedarse esperando a que alguien contacte con nosotros, la red depende de nuestra actitud: paciencia, humildad y una cierta dosis de ambición.

Cuanto mayor y mejor cualificada sea esa red, mejores posibilidades de desarrollo profesional tendremos y mas oportunidades de éxito personal y/o empresarial.

Todo me lleva a concluir que después de todo, mis padres tenían una gran dosis de razón:  me estaban proporcionando dos herramientas poderosas, como la posibilidad de comunicarme en más de un idioma y estar en un entorno adecuado.  También les preocupaba que correspondiera adecuadamente cuando me hacían un favor o recibía una invitación (cooperación bilateral).  Me animaron a ser proactiva y creativa. Puede que no  hubieran oído jamás el término networking pero sabían de qué se trataba.

Y tu, querido lector, ¿qué opinas del networking?

 

 

 

 

Anuncios

LAS CIRCUNSTANCIAS PERSONALES Y LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Buscar trabajo es un trabajo y cada uno tiene que hacerlo de acuerdo con sus objetivos, habilidades y conocimientos. Siendo muy conscientes del escenario en el que se desarrolla el mercado laboral actual.

Este es un hecho innegable, nadie encuentra un trabajo fantástico sin esfuerzo aunque se disponga de una formación por encima de la media, tres idiomas y unas habilidades personales sobresalientes.

No existe una receta magistral apta para todos.   No solo se trata de encontrar trabajo sino de encontrar “el trabajo”  idóneo,  no obstante en todos los casos es necesario:

  • Realizar una auto-evaluación

 Que permitirá al demandante de empleo conocer con qué capital cuenta. Cuáles son sus fortalezas y debilidades y como minimizar éstas.

 Hay que considerar que en el ámbito laboral se está pidiendo a los aspirantes a un puesto de trabajo un conjunto de habilidades psicológicas y de comportamiento tales como destreza en la presentación de ideas oralmente o por escrito, habilidades de relación con el cliente, capacidad de trabajo en equipo y organización, entre otros.

  • Conocer el mercado laboral

Cada caso es distinto y acorde a las aspiraciones, necesidades y preparación. Es por ello que ni existe un único modelo de curriculum, ni una carta de presentación válida para adjuntar al curriculum y en general a todas las empresas.

  • Desarrollar las propias herramientas para buscar empleo

 Que orientará hacia qué sector  (público o privado) y a qué empresas se deben  dirigir los esfuerzos y conocer qué puestos son los más demandados.

 Hasta hace poco bastaba la titulación, preferentemente con un buen expediente académico. Esto ya no es suficiente, los idiomas se dan por descontado, no solo el inglés.

  •  Disponer de un plan de acción

 ¿Trabajar en una gran empresa o en una Pyme?  ¿Optar por la Administración Pública?  ¿O quizá  considerar el auto-empleo? Depende en gran medida de los objetivos y posibilidades de cada cual.

 Dado que la estrategia no puede ser igual en todos los casos, cada uno tiene que desarrollar la propia, utilizando, del mismo modo que lo haría un buen artesano, las mejores herramientas para esta tarea en particular.

 Tampoco el método de búsqueda puede ser igual para todos, aún en el caso de buscar puestos similares. Depende en gran medida de la personalidad de cada uno y no tanto de la formación y experiencia sino de las habilidades,  circunstancias personales, contactos y relaciones.

estrategia

Buscamos trabajo por muy distintas razones aunque para los fines de este articulo,  nos centraremos en las mas clásicas:

  • Búsqueda de primer empleo
  • Búsqueda por desempleo
  • Búsqueda por insatisfacción con el trabajo actual
  • Búsqueda después de un receso en la vida labora

Búsqueda de primer empleo

Cuando las empresas necesitan contratar a profesionales sin experiencia, suelen acudir a las bolsas de trabajo de los centros educativos en primer lugar utilicen las bolsas de trabajo de los centros formativos.

A su vez, los centros de formación son cada vez mas conscientes de la importancia de ofrecer salidas profesionales a sus alumnos, por ello, generalmente disponen de servicios dedicados a la inserción laboral.

Es más que recomendable:

  • Solicitar una entrevista con los responsables de orientación profesional del centro de formación.
  • Si el centro de formación tiene una bolsa de trabajo, hay que darse de alta en la misma.
  • Si las ofertas de empleo de se cuelgan en la web del centro, hay que consultarlas cotidianamente.
  • Si existe una asociación de antiguos alumnos, hay que hacerse miembro.

Tras seguir los cinco pasos descritos en el epígrafe anterior, es el momento de poner en marcha el plan de acción que se haya trazado.

Adicionalmente, realizar prácticas y becas en empresas son una excelente manera de conseguir una primera experiencia profesional y facilitan notablemente la inserción en el mercado de trabajo.

En este caso, siempre se trata de profesionales muy jóvenes con poca o nula experiencia, a cambio pueden anticiparse a las necesidades del mercado laboral del futuro.

Búsqueda por desempleo 

Tras el despido y una vez superado el proceso de duelo en el plazo más breve posible, el profesional tiene que reconstruir los cimientos de su futuro laboral. Cuanto más tiempo pase entre un empleo y el siguiente, tanto más obsoleta quedará su candidatura y más difícil resultará que encuentre su nuevo trabajo.

Según la experiencia de algunos expertos especializados en la recolocación de profesionales, las 48 horas siguientes a un despido son claves para no destruir las posibilidades futuras de recolocación.

Para superar la situación de desempleo, el primer paso es adoptar una actitud proactiva. Algunos tienen la sensación de que el subsidio de desempleo puede cubrir las necesidades mínimas y que, quizá ha llegado el momento de disfrutar de un año sabático. Que es la ocasión para dedicar un tiempo a nosotros mismos. El problema es que nadie puede afirmar que pasado un año encontrará empleo en un razonable plazo de tiempo y que cuanto mas tiempo pasamos fuera del mercado laboral, mayor es la dificultad.

Mención especial requieren los mayores de 40 años (sí, 40) y no digamos los mayores de 50 años. Cuando se supera  esta edad, se inicia una nueva etapa laboral, una etapa llena  de grandes obstáculos. Actualmente, son uno de los colectivos que más tiempo tarda en encontrar un nuevo empleo.

Búsqueda por insatisfacción con el trabajo actual

 Sin entrar a evaluar las razones, puesto que pueden ser muchas y de muy diversa índole, es posible que la búsqueda de otro empleo no se perciba de forma tan perentoria y sin embargo, si esta es una meta a alcanzar, será necesario abordar el proyecto con el mismo empuje y voluntad que en el caso de estar desempleado, aunque quizá no sea totalmente igual la estrategia.

 Generalmente es un punto de partida mucho más favorable ya que desde el mundo del trabajo es más fácil encontrar otro empleo. Además, se tienen las necesidades cubiertas y al estar en actividad se incrementan las posibilidades de establecer contactos de interés.

 Búsqueda después de un receso en la vida laboral

Esta es una situación que se produce mayoritariamente entre las mujeres. En un momento de su vida, algunas mujeres deciden hacer un receso en  su vida laboral y/o carrera profesional y cambiar sus prioridades para vivir en pareja, tener hijos y formar una familia.

Pero llega un momento en que los hijos crecen o las necesidades económicas acucian o sencillamente sienten el deseo de retomar su vida profesional y se replantean regresar al campo laboral.

No siempre resulta fácil reintegrarse. Se encuentran con que algunas empresas como mínimo se plantean dudas al considerarlas candidatas para cubrir alguna posición. Dudan de que esta candidata pueda readaptarse rápidamente a los horarios, presiones y normativa de una empresa o porque creen que han perdido las habilidades por haber dejado pasar tanto tiempo sin ejercerlas, a los seleccionadores no les gustan los periodos en blanco en el curriculum.

A todo lo anterior se une la tendencia a contratar personas más jóvenes, actualizadas en el campo y con ideas más frescas.

Sin duda, cualquier persona que decida retomar su trayectoria laboral tendrá que readaptarse y readaptar su vida personal, no obstante, después de esta reubicación, las ventajas para la empresa serán muy importantes.

Este perfil normalmente se convierte en una colaboradora altamente comprometida, con un grado alto de estabilidad y de madurez emocional y este es un gran punto a favor de este perfil, aunque hay que saber venderlo.

Esta reinserción no es fácil y requiere una planificación cuidadosa, requiere de algunas acciones previas:

  • Actualizar el CV. Hay que investigar cuáles son los formatos más modernos para hacer un curriculum vitae que piden los empleadores actualmente y subirlo a las principales redes sociales, así como analizar las principales modalidades actuales de búsqueda de empleo.
  •  Actualizar los conocimientos tecnológicos. Todos los trabajos pero de manera especial el secretariado, han evolucionado respecto al uso de la tecnología y las comunicaciones. Es imprescindible ponerse al día.

 Formarse en todo aquello relacionado con la carrera profesional o con el último empleo ejercido para familiarizarse nuevamente con los principales aspectos.

 El mercado laboral ha ido evolucionado de forma cada vez más rápida en los últimos años. La globalización y la llegada de las nuevas tecnologías han cambiado los procesos de selección de personal de las empresas, aunque el objetivo sigue siendo el mismo: buscar y encontrar profesionales cualificados y formarlos para su permanencia dentro de las organizaciones.

Las herramientas más clásicas son la carta de presentación, ya sea para optar a una oferta o como auto-candidatura.   Por supuesto, el curriculum vitae  constituye un elemento imprescindible.  También es importante el teléfono, aunque cabe resaltar que es el correo electrónico una de las mejores herramientas.

Lectura recomendada: http://www.expansion.com/2015/02/13/emprendedores-empleo/mercado-laboral/1423856523.html

 

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN…. A VECES

A pesar o precisamente por lo expuesto en el post NUNCA HAY UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA CAUSAR UNA BUENA PRIMERA IMPRESIÓN vamos a analizar cómo, a veces, las apariencias engañan.

Hace poco una cuñada mía (ya se sabe, las cuñadas dan mucho juego) tuvo que hacerse una prueba médica para ver cómo estaba su corazón.   Esta prueba implica llevar un holter que es un dispositivo que sirve para registrar la actividad eléctrica del corazón durante 24 horas. De este dispositivo salen una serie de cables con sensores que se adhieren al pecho.

Mi cuñada se presentó de mañana en la consulta del cardiólogo, que le dijo que era importante que hiciera su vida normal durante estas 24 horas.

Muy obediente a su médico, para volver a casa cogió el autobús y ahí comenzó la situación extraña. Se sentó y como hacía calor, se abrió la chaqueta.

De inmediato, el señor que estaba sentado frente a ella, comenzó a mirarla fijamente, realmente no le quitaba ojo.    Ella comenzó a pensar “!!Vaya por Dios, he ligado, pero es raro, tengo una edad y ya no estoy tan buena como para que este individuo no deje de mirarme!!  A cambio, ella comenzó a mirarlo mal, pero muy mal.

Mientras tanto el señor se levantó y se fue a hablar con el conductor, justo cuando ella llego a su parada y se bajó del autobús.  Hacía frio y decidió abrocharse la chaqueta Y ENTONCES, se dio cuenta horrorizada que estaba mostrando todos los cables del holter, que realmente no había impresionado al señor del autobús por su belleza sino quizá lo había aterrorizado porque la había confundido con una terrorista.

A su vez, el pasajero del autobús no pensó mas que una mujer con cables en el escote solo podía ser una terrorista con una bomba adherida a su cuerpo.

Ignoramos qué pensó el conductor de la EMT y la verdad, me encantaría saberlo porque lo que está claro es que no llamó a la policía, sino habrían detenido a mi cuñada.  Quizá pensó en la enfermedad del corazón.

trebolAquí tenemos un claro ejemplo de como las apariencias engañan pero solamente A VECES.

¿Este es un trébol de cuatro hojas o no?

Si queremos engañar a un seleccionador, no será fácil, hacen cientos de entrevistas de trabajo y están acostumbrados a todos los perfiles de candidato.  Hay que tratar mostrar lo mejor de uno mismo pero no a alguien distinto, puede que las apariencias engañen pero también es cierto que las mentiras tienen las patas muy cortas.

Finalmente os recomiendo la lectura del estupendo post  5 tips de comunicación no verbal en una entrevista de trabajo

 

 

 

 

 

 

NUNCA HAY UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA CAUSAR UNA BUENA PRIMERA IMPRESIÓN

El mercado laboral es cada vez más competitivo y exigente. Ofrecer una buena imagen se convierte en una exigencia por tratarse de una herramienta de comunicación imprescindible, tanto en el entorno laboral como en el personal. Hay que tener en cuenta que “solo hay una oportunidad de causar una buena primera impresión” esto es un hecho casi incuestionable.

La primera impresión se produce cuando conocemos a una persona. Y todos nos formamos una opinión, ¿pero exactamente qué es lo que evaluamos?

Según los expertos, lo que se dice constituye un 8% de lo que se comunica, un 52% corresponde a cómo se dicen las cosas y el restante 40% está vinculado a  la apariencia personal (porte, atuendo, posturas y gestos).

No se trata pues de una cuestión trivial, como podría haberse supuesto en un primer momento. Es necesario reflexionar sobre qué es lo que queremos comunicar a través de la imagen propia.  En realidad, sin pretenderlo (o sí), se transmite si nos interesa o no el trabajo.  Si el  aspecto es desaliñado, lo que se está diciendo es que ni el puesto, ni las personas con las que nos relacionamos tienen importancia.  Por el contrario, si el aspecto es impecable y sobre todo, adecuado a la cultura de la empresa, la imagen transmite eficacia, interés y deseos de proyección profesional.

La buena presencia, la imagen que se proyecta se puede definir como “algo  de naturaleza visible o concreta”.   No significa belleza o apostura, implica algo más.  La buena presencia se refiere al porte, aspecto y apariencia de una persona. Realmente, una buena presencia que comunique lo mejor de uno mismo, implica encontrar el equilibrio apropiado.

En general, las cuestiones que se exponen a continuación son aplicables a todos los ámbitos de nuestra vida pero cobran especial relevancia en la búsqueda de empleo

  • La buena presencia, el ser y sentirse agradable a la vista de los otros, hace a las personas más seguras de sí mismas, lo que mejora en gran medida su desarrollo personal, profesional y social.
  • Las buenas maneras, el protocolo social y la etiqueta en el mundo laboral tienen gran importancia como herramienta de comunicación y relación.

La imagen personal debe ser:

  • Consecuente

Acorde con los valores, estatus y cualidades. Una persona que trata de transmitir algo que realmente no es, solamente comunica confusión. Hay que armonizar el aspecto físico con el personal, con los modales, con la forma de expresarse y la forma de moverse. Todo este conjunto transmite, pero esa transmisión debe ser lo más positiva posible.

  • Persistente

 

Tiene que haber un estilo definido, no se puede acudir a la primera entrevista con una imagen absolutamente clásica y a la segunda, con un aspecto alternativo.

  • Coherente

 

El atuendo debe contar una historia, y sólo una.   No parece lógico que una persona joven aparezca vestida como alguien de mucha más edad, con el fin de aparentar seriedad.  Es mucho más serio presentarse con corrección y adecuado a edad, forma de ser y momento.

 Si se opta por un trabajo en el que no habrá relación con el cliente y se trata de trabajo de oficina, lo normal es que si habitualmente no se lleva corbata, hay que presentarse correctamente vestido pero sin corbata.

La profesora Amy Cuddy[1] afirma que la gente suele evaluar a quien acaba de conocer en los primeros 30 segundos, planteándose las siguientes preguntas:

 ¿Puedo confiar en esta persona?

¿Puedo respetar a esta persona?

CONFIANZAY COMPETENCIA

Amy Cuddy se refiere a estas dimensiones como confiabilidad y competencia e idealmente todos querríamos ser percibidos positivamente en ambas dimensiones, aunque la mayoría de las personas, especialmente en un contexto profesional, creen que el factor mas importante es la competencia, porque queremos afirmarnos como profesionales inteligentes y eficientes.

Sin embargo, la confiabilidad es el factor principal para quien nos conoce y es a lo que realmente prestan atención. Parece lógico desde un punto de vista antropológico, ya que desde las cavernas es más importante poder confiar que el grado de competencia.

Y si nos preguntamos ¿qué esperan las empresas cuando van a contratar a un candidato? La respuesta es que, por supuesto, esperan que la persona sea competente para ejercer el trabajo. Prácticamente esto lo dan por sentado.  Esperan una formación seria  e idónea y las habilidades necesarias para ejercer el trabajo.

factor diferenciadorTodo ello es importante pero sobre todo las empresas buscan confiabilidad. La confiabilidad no está forzosamente vinculada al cumplimiento del horario ni al presentismo, tiene sobre todo un matiz de responsabilidad.

 

[1] Amy Cuddy, psicóloga y profesora de Harvard Business School, experta en lenguaje no verbal,  ha estudiado junto con sus colegas Susan Fiske and Peter Glick   durante más de 15 años lo que podríamos denominar “primeras impresiones”

 

 

 

TENER Y NO TENER

“De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo”

William Shakespeare

Como en la antigua película “Tener y no tener” del director Howard Hawks, la importancia de determinadas competencias marca en un alto porcentaje la trayectoria profesional, en esta historia, genialmente interpretada por Humphrey Bogart, Walter Brennan y Lauren Bacall,  Harry Morgan y Eddie son dos marineros que están en la isla de Martinica, esperando inútilmente que algún barco los contrate. Al final, se verán obligados a trabajar para la Resistencia.

Aquí tenemos un claro caso de cambio en la trayectoria profesional, los dos marineros realmente están buscando trabajo en un barco pero, las circunstancias (Segunda Guerra Mundial) o sus habilidades y competencias, los llevan por otro camino.

Posiblemente, los marineros se sentían muy dotados para su trabajo como marineros, sin embargo, alguien vio su potencial como miembros de la resistencia.

¿Son únicos?  me parece que no.  Todos o al menos la mayoría, somos más polivalentes de lo que creemos y en este mercado laboral tan competitivo, no debemos esperar a que alguien descubra nuestras habilidades “ESCONDIDAS”.  Tenemos que buscarlas dentro de nosotros mismos.

Y aquí como siempre, por otra parte, surge la necesidad de autoanálisis y autoconocimiento.

El auto-conocimiento o conciencia de uno mismo es la primera aptitud de la Inteligencia Emocional (IE)[1]. Parte de que, si no se conoce bien a si mismo, si no se es  consciente de cuáles son las propias fortalezas y debilidades en este aspecto de la personalidad, si no se  aprende a identificar los estados de ánimo y las emociones y las consecuencias que éstas pueden tener en la forma de comportarse, difícilmente se podrán controlar las  reacciones y utilizarlas productivamente.

Daniel Goleman[2] denomina  el reconocimiento de nuestras emociones y sus efectos como conciencia emocional.  Define esta aptitud personal de la siguiente forma: ”Conocer los propios estados internos, preferencias, recursos e intuiciones”.

Plantea que las personas dotadas de esta aptitud:

Saben reconocer qué emociones están sintiendo y por qué

  • Comprenden cómo afectan sus sentimientos y emociones a su comportamiento (lo que hacen, dicen y como lo dicen)
  • Saben como afectan sus emociones a su rendimiento profesional
  • Tienen una gran certeza de sus valores y metas

Conocer nuestras emociones puede  proporcionarnos información valiosa sobre nosotros mismos, sobre otras personas y sobre determinadas situaciones.

Como un deportista dispuesto a batir un record en una carrera de larga distancia, antes de intentarlo es necesario conocer los aspectos que nos limitan, cuáles son nuestras fortalezas y debilidades. Es importante el conocimiento de uno mismo.

Conocerse a sí mismo es importante, el corredor de fondo conoce su fuerza y también sus debilidades. Del mismo modo, es necesario saber con qué contamos al emprender esta carrera de fondo que es la búsqueda de empleo.

Es necesario preguntarse cuáles son nuestros puntos fuertes, qué nos distingue de otros candidatos, es decir cuál es ese factor que nos diferencia.

Con este objetivo, hay que analizar en qué somos realmente buenos y no solo con respecto a la formación, hay que pensar igualmente en las aptitudes y actitudes.

En síntesis, para conocerse a uno mismo es necesario realizar un análisis de:

  • Conocimientos
  • Experiencia profesional Habilidades y capacidades
  • Características personales
  • Intereses

Todas las personas tienen características, conocimientos o habilidades que las distinguen del resto de los candidatos a un puesto de trabajo específico y precisamente este factor diferenciador es el que hay que destacar.

Dicho de otra forma, es posible que otros candidatos tengan una formación similar pero no todos tendrán las mismas aptitudes. Algunos tendrán conocimientos y habilidades que no tienen otros.  Por ejemplo, habrá candidatos capacitados para  trabajar bajo presión pero sin orientación de servicio al cliente interno y externo, por ello es impensable que trabaje en departamentos relacionados con la atención al cliente pero estaría perfectamente capacitado para colaborar con el departamento de proyectos. Otros, tienen una capacidad de atención al detalle que sumado a sus conocimientos de contabilidad pueden convertirlo en un empleado estrella en cuestiones relacionadas con facturación, y así podrían plantearse cientos de ejemplos.

Las habilidades y capacidades nos caracterizan como personas, algunas son innatas, adquiridas o ambas. Por ejemplo, ¿quién no conoce a algún magnífico comunicador?  ¿Es innata su fluidez verbal o se debe a su trayectoria profesional?

Cada persona tiene ciertas habilidades para la realización de unas cosas o de otras, se deben conocer y reflexionar sobre ellas antes de comenzar la búsqueda de empleo ya que puede actuar como un complemento importante a la hora de acceder al mismo.

Las características personales, son un conjunto de rasgos que definen a una persona tal y como es, la forma de verse a uno mismo y de cómo le ven los demás. El conocimiento de dichas características es fundamental.

También hay que hacer  un inventario de conocimientos, ligados o no a la profesión. ¿En qué soy más diestro? Por ejemplo, los idiomas  o el dominio de la ofimática.  Por otra parte, aunque no se haya recibido formación específica, es posible que se disponga de una habilidad especial para el dibujo o la música o, ¿por qué no? la cocina.

Este inventario de conocimientos pertenece a la propia persona y no es necesario compartirlo con otros. Se realiza con el fin de tener por escrito qué se sabe, qué se sabe mejor que la media y sobre todo, en qué conviene mejorar. Cuando se busca trabajo no puede luchar contra factores externos tales como  la situación del mercado laboral,  las crisis de los mercados o los riesgos o factores negativos de la globalización, pero sí mejorar los internos.

Dadas las circunstancias, muchos candidatos optan  a una posición, y la realidad es que todos los candidatos son muy parecidos: los mismos estudios, idiomas, experiencias internacionales….mucha similitud. Pero, ¿quién es el que al final lo consigue? Pues aquel que se ha fijado en cuidar los detalles.

Detalles que aportan la diferencia: networking, buen curriculum, buena presentación, buena presencia en la entrevista, mejor explicación de sus virtudes al entrevistador, carisma, empatía, imagen…

Del cuidado de los pequeños detalles saben mucho los deportistas, y sobre todo, cuando practican deportes de alta competitividad basadas no sólo en la pericia sino en la preparación.

Buscar trabajo es un proyecto que tiene que tener prioridad sobre otros.

deportistas

[1] Término acuñado por dos psicólogos de la Universidad de Yale (Peter Salovey y John Mayer) y difundida mundialmente por el psicólogo, filósofo y periodista Daniel Goleman

[2] La Práctica de la Inteligencia Emocional, Goleman, págs. 74-85.

Lectura recomendada: BUSCAR TRABAJO ES UN TRABAJO http://www.fundacionconfemetal.com/buscar-trabajo-es-un-trabajo-1041.html

Y VOLVER, VOLVER, VOLVER…. A TRABAJAR DE NUEVO

Como en la conocida ranchera (soy muy ecléctica en mis gustos musicales y lo mismo escucho opera que rancheras o a Sabina); bien como decía, en esta ranchera que habla de amor, también subyace la idea de regresar al pasado.

Textualmente,  Se muere por volver y añade “yo se perder”.

Me encanta esta ranchera, especialmente cantada por Vicente Fernández, se trata de un amor apasionado que no puede olvidar,  todo muy romántico y desgarrado.

Pero si analizo la letra desde otro punto de vista, menos romántico, estamos hablando de alguien que no sabe adaptarse al cambio y está dispuesto a rendirse.

Hay que tener presente que el cambio es inherente a la vida.  Lo que no cambia es la muerte.

Hay cambios que nos vuelven la vida del revés, tanto en sentido positivo como negativo.  Si nos toca un montón de millones en la lotería, indudablemente nuestra vida dará un vuelco y ya nada volverá a ser igual.  Supongo que a un cambio de este tipo es fácil adaptarse, aunque habrá que hacer algunos ajustes inevitables.  Otro cambio positivo puede ser volverse famoso.  De repente, te ves asediado por la prensa y tu ego está a la altura del Everest, como poco.  También en este caso habrá que hacer algunos ajustes pero en general, se trata de un cambio positivo, en principio al menos.

Mas difícil es, por supuesto, enfrentarse a un cambio de carácter negativo. Son muchas las posibilidades pero en este caso, quiero analizar un cambio que en estos tiempos que corren, es desdichadamente demasiado frecuente.  Este cambio se llama:

Estar en el paro

cambio

El despido representa, posiblemente, el momento más crítico de una carrera profesional, no solo porque supone una pérdida de ingresos o por la incertidumbre que conlleva en todos los aspectos, sino porque el trabajo es la actividad que se realiza durante más tiempo, el lugar donde se desarrollan casi todas nuestras relaciones personales y una de las principales bases sobre las que se asienta nuestro reconocimiento social.

Al quedarte en el paro, posiblemente tienes o has tenido un cierto sentimiento de culpa. Esta sensación de sentirse culpable, aunque el despido se deba a causas completamente ajenas a la propia voluntad o actitud, es muy común y desafortunadamente no hace más que agravar una situación que, como punto de partida, es negativa.

cicloTodo cambio produce temor. Algunos expertos estiman que cuando se producen cambios en la vida personal o profesional se genera un proceso similar al de un duelo con sus correspondientes etapas, aunque lógicamente de distinta intensidad.

En un primer momento no se quiere aceptar que las circunstancias han cambiado, es lo que se denomina etapa de negación, en determinados casos incluso la persona tiende a estancarse, negando una realidad evidente.

Tras asumir que se ha producido el cambio, se produce un sentimiento de ser víctima de una injusticia, ya sea por parte de la crisis, la empresa, el jefe, la familia… Es la etapa de la ira. No se sabe como aceptar la realidad y la tendencia es culpabilizar a los otros.

A la ira le sucede la etapa de negociación.   Se trata en realidad de una negociación con uno mismo, es un proceso de asimilación a la nueva situación aunque siempre la persona encontrará motivos de queja acerca de “si me lo hubieran comunicado con tiempo” o “si me lo hubieran comunicado de otra forma” o “si hubiese tenido más tiempo para adaptarme”.

La siguiente etapa es la de la depresión transitoria. Es imposible negar la realidad, el cambio se ha producido, no vale siquiera la pena enojarse y ya no se negocia. Simplemente hay un sentimiento de vacío, falta de energía y entusiasmo. Incluso se llega a una falta de autoestima. Ha llegado el momento de aceptar el cambio.

Este proceso[1] hay que pasarlo, es necesario aceptar la situación. A partir de ahí, es hora de afrontar la situación con una actitud positiva y teniendo en mente que la búsqueda de empleo es en sí misma un trabajo y se trata de un trabajo que requiere mucha más energía que cualquier otro.

Tras el despido y una vez superado el proceso de duelo en el plazo más breve posible, el profesional tiene que reconstruir los cimientos de su futuro laboral. Cuanto más tiempo pase entre un empleo y el siguiente, tanto más obsoleta quedará su candidatura y más difícil resultará que encuentre su nuevo trabajo.

Según la experiencia de algunos expertos especializados en la recolocación de profesionales, las 48 horas siguientes a un despido son claves para no destruir las posibilidades futuras de recolocación.

Para superar la situación de desempleo, el primer paso es adoptar una actitud proactiva. Algunos tienen la sensación de que el subsidio de desempleo puede cubrir las necesidades mínimas y que, quizá ha llegado el momento de disfrutar de un año sabático. Que es la ocasión para dedicar un tiempo a nosotros mismos. El problema es que nadie puede afirmar que pasado un año encontrará empleo en un razonable plazo de tiempo y que cuanto mas tiempo pasamos fuera del mercado laboral, mayor es la dificultad.

Se trata, en primer lugar de concienciarse de que buscar un trabajo es en sí mismo un trabajo y como tal hay que afrontarlo. En segundo lugar, hay que superar los sentimientos de frustración ante los obstáculos con los que inevitablemente se tropieza en el arduo proceso de buscar trabajo y aceptar el cambio. Y por último, pero no por ello menos importante, hay que actuar siguiendo una planificación para no perder energía realizando gestiones que no lleven a ninguna parte. Los tiempos han cambiado y lo que alguna vez fue de utilidad, no necesariamente lo será ahora.

Parece sencillo, se trata de preparar el curriculum, en el caso del primer trabajo o de actualizarlo cuando se cuenta con experiencia laboral pero en realidad hay que ir mucho más allá. La idea de enviar el curriculum a todos los portales de empleo es una idea pero no es suficiente ya que los reclutadores reciben cientos de éstos por lo que se hace necesario resaltar los “factores diferenciadores”, es decir se trata de crear la campaña de marketing del candidato.

En un mundo tan competitivo como el actual, son muchas las personas que se encuentran en iguales circunstancias y cada una desarrolla sus propias estrategias, en las que la elección de la táctica es la clave en la búsqueda activa de empleo.  Recomiendo la lectura de mi post PLAN ESTRATÉGICO DE MARKETING PERSONAL  en que se aportan ideas y sugerencias.

[1] Spencer Johnson describe de forma muy amena el proceso de adaptación al cambio en su libro “¿Quién se ha llevado mi queso?”, Ediciones Urano.

EL PARADO NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

plumaComo en la novela de García Márquez –El coronel no tiene quien le escriba– las personas desempleadas casi nunca reciben respuesta a sus múltiples envíos (currículum, cartas de presentación, solicitudes de empleo, etc.), tampoco cuando finalmente consiguen una entrevista, vuelven a tener noticias.

Todos tenemos que comprender la actividad de los departamentos de recursos humanos, pero, ¿tan difícil es tener un modelo de mensaje o incluso dos?  Podrían comunicar a los posibles candidatos que han recibido la información y la tendrán en cuenta o  que el perfil no se ajusta a los requisitos de la empresa.

Así los parados no se sentirían como el coronel de la historia.  De hecho,  podrían analizar por qué no se ajustan a lo que una empresa en particular o a un perfil profesional específico.  Todo ello puede que haga que la persona interesada haga una revisión de su currículum o de su actitud.  En todo caso, siempre será positivo.

Por otro lado, debe la persona en desempleo esperar pasivamente a  que le escriban o llamen o por el contrario, tiene que ser proactivo.  Volviendo a la novela de El coronel no tiene quien le escriba, él espera su carta durante 15 años sin recibir respuesta alguna y no adopta ninguna medida al respecto, eso está bien para la literatura pero jamás para alguien en búsqueda activa de empleo.

En el trabajo de buscar trabajo es imprescindible actuar de forma proactiva. Dado que el parado no tiene quien le escriba, en algunos casos es mejor olvidarse del correo y aplicarse al teléfono.

El teléfono se utiliza básicamente para concertar entrevistas, realizar el seguimiento de las cartas de presentación enviadas y obtener información sobre empresas, ofertas y contactos profesionales. No se trata de estar todo el día “dando la brasa” sino se de ponerse en contacto cuando se hace llegar a una empresa la solicitud de empleo para verificar que se ha recibido.  También conviene llamar pasada una semana, cuando se ha sido entrevistado.

La comunicación telefónica no solamente se realiza a través de las palabras, existen otros elementos que trasmiten información en todo proceso de comunicación. Es lo que se denomina comunicación no verbal. Se refiere a la actitud,   el timbre, volumen, ritmo y tono de la voz, los gestos y sonrisas y la forma de escuchar. En este caso, también lo óptimo es encontrar el equilibrio: un timbre moderado, un volumen y ritmo medios, con tonos bien modulados e introduciendo las pausas necesarias, constituyen ese equilibrio perfecto.  

La sonrisa se “percibe por teléfono”. Refleja una actitud positiva, imprime a la conversación un carácter de cordialidad, amabilidad e interés, que el interlocutor percibirá y servirá para que su respuesta venga en el mismo tono.

Es posible que de forma consciente la presencia de la sonrisa pase inadvertida, pero siempre se percibe de forma inmediata su ausencia.   El procedimiento es sencillo, antes de levantar el auricular, se debe respirar profundamente, sonreír y a continuación realizar o responder la llamada.

A modo de reflexión se exponen algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • Ser claro y conciso.
  • Hablar directamente al auricular y pronunciar con claridad y sin afectación.
  • Tener una actitud profesional.
  • Escuchar con atención.
  • Reformular las cuestiones más importantes.
  • Responder a la mayor brevedad.

Ante de realizar la llamada hay que planificarla y preparar lo que se va a decir, resulta provechoso realizar las siguientes acciones:

  1. Tener muy presente el objetivo, ¿cuál es el motivo de la llamada?
  2. Organizar los puntos a tratar por orden de importancia.
  3. Intentar conocer el nombre de la persona con la que se va a hablar de antemano.
  4. Presentarse.
  5. Exponer el motivo de la llamada de forma concisa y breve.
  6. Tener a mano la información relevante.
  7. Prever las cuestiones y preguntas que puede plantear el interlocutor.
  8. Agradecer la atención prestada.
  9. Dejar los datos personales antes de concluir la llamada.
  10. Tomar nota de todo lo dicho y oído  así como los datos que se hayan podido recabar a lo largo de la conversación

Es posible que el mero hecho de ponerse en contacto telefónico, mejore la imagen que proyectamos en la entrevista o a través del currículum.

Dejo a la consideración de los lectores mi opinión al respecto y espero la vuestra.

BUSCAR TRABAJOEntre tanto, a todos los que estáis en el trabajo de buscar trabajo os sugiero la lectura del libro BUSCAR TRABAJO ES UN TRABAJO

LAS PALABRAS SON COMO LOS BOOMERANGS O CUANDO LO DICHO SE VENGA DE TI

boomerangLo que decimos en un momento de ofuscación, rabia o en un ataque de tontería siempre vuelve y generalmente cuando menos conviene. Nuestras palabras son como los boomerangs y siempre vuelven.

Esto ocurre en el mundo real, en un momento tonto criticaste a las multinacionales sin ton ni son ni una base que sustentara tu opinión, por ejemplo, y manifestaste que nunca trabajarías para una multinacional.  Algunas personas te escucharon (generalmente la gente tiene muy buena memoria para lo que no conviene) y como al cabo de unos años estás trabajando para una multinacional y además, te sientes feliz; siempre habrá alguien que te recuerde tus palabras.

Hay un refrán español que dice “por la boca muere el pez” y nada mas cierto.  A veces contamos intimidades o cuestiones relativas a la empresa a personas que realmente no son dignas de confianza y cuando menos lo recordemos, nuestras palabras dichas en un momento específico de la vida, puede que regresen, cuando menos lo deseamos, para vengarse.

Tampoco hay que olvidar aquellas charlas a la salida del trabajo, cuando todavía con la adrenalina muy alta, comentamos en la cafetería de al lado de la ofi, todos los acontecimientos del día, relatando incluso cuestiones que pueden afectar a la estrategia de la empresa, sin saber quien escucha.

En el mundo virtual ni siquiera depende de la memoria de los que nos rodean, lo que decimos en Internet, permanece para siempre, aunque lo borremos, siempre habrá alguien que lo haya compartido, o copiado.

No nos equivoquemos: cada vez que utilizamos la red, Internet está escuchando. Es importante comprender qué17100053-3d-gente--hombre-persona-con-un-meg-fono-grande estamos dejando atrás cada vez que visitamos un sitio web, participamos en una conversación o compartimos en Facebook algo que en principio nos parece muy gracioso pero que a lo mejor, fuera de contexto puede resultar tremendamente dañino para nuestra imagen.

Todos, incluso en Whatsapp, tenemos un colectivo que sigue nuestra actividad, a veces las comparte con otros y en ocasiones, incluso las discute o se indigna.

La tipología de los seguidores es difícil de definir porque, según las circunstancias, pueden actuar de forma distinta a la que les es habitual, otras veces, actúa como un mix de dos tipos.  No obstante, esta autora se atreve a clasificarlos como sigue:

  • El Fan

Es nuestro seguidor ideal. Un admirador de nuestra marca y los contenidos que publicamos.  No duda en manifestarlo, recomendarnos y compartir nuestras actualizaciones con sus amigos y seguidores.

  •  El Seguidor Silencioso

Este grupo suele ser el más numeroso y constituye el campo más fértil para la gestión de la marca personal. Día a día  un colectivo nos sigue en silencio en Twitter, Facebook, Linkedin o Google Plus y toma nota de nuestras palabras.

  • El influencer

 Se denominan influencers a las personas con gran presencia y credibilidad en redes sociales gracias a su conocimiento en cierto sector y tanta influencia entre sus seguidores y lectores que se convierte en un gran prescriptor. Si decimos algo inconveniente y tenemos un seguidor de este tipo, el efecto multiplicador es impresionante.

  • El Viralizador

Estamos hablando de un referente, un líder de opinión en las redes sociales ya sea por su popularidad o por destacarse como especialista en determinada temática.

  • El Oportunista

Estos usuarios no suelen ser seguidores reales , como sí lo es un fan, sino que pueden considerarse seguidores ocasionales que están interesados en aprovechar cada oportunidad que se les presenta para obtener un beneficio ya sea queriéndonos vender algo o intentando que se les de publicidad.

  •  El Trol o protestón

En el entorno de Internet el troll es un personaje polémico y que muchas veces actúa en las sombras. Escudándose en la virtualidad, provoca, incomoda y reclama muchas veces en forma desmedida e injustificada.

 No contento con esto, en determinadas situaciones puede llegar a idear “campañas sociales” para desprestigiarnos  aprovechando su influencia y conocimientos.

 No parece lógico perder el tiempo con este tipo de personas, lo mejor es bloquearlos y no dar oportunidad de que nuestras palabras se venguen de nosotros mismos.

En resumen, lo que decimos, siempre vuelve y a veces se vengan de nosotros.  Por ello hay que ser prudente en la vida real y en la virtual.

LECTURA RECOMENDADA DIEZ SECRETOS PERSONALES QUE NUNCA DEBES REVELAR EN EL TRABAJO

¿CONTROLAS TU EGO O TU EGO TE CONTROLA A TI?

La respuesta a esta pregunta no es fácil, aparentemente todos disponemos de un profundo conocimiento de nosotros mismos y sabemos controlar nuestras emociones pero ¿es así?

A lo mejor resulta que no nos conocemos tan bien, por eso conviene hacer un serio ejercicio de introspección que nos ayudará a conocernos mejor,  los valores y objetivos que priman sobre todo lo demás, reconocer tanto los propios defectos como las cualidades.

También hay revisar las opiniones de las personas mas allegadas y los jefes,  compañeros de trabajo y mentores (si los hubiera).  Desde luego, no conviene preguntar a las tías favoritas ni abuelas o afines porque no suelen ser objetivas.

El autoconocimiento es el primer paso para muchas cosas: la marca personal, empleabilidad, proyección profesional y más.

egoAhora bien, primero tienes que saber si dominas tu ego o el ego te maneja a ti y en ocasiones podemos mostrarnos como auténticos egocéntricos.  Muchas veces por tratar de aparecer más inteligente o hábil, nos dejamos llevar por el ego y sinceramente y dicho en roman paladino, metemos la pata.

Pensemos en diversas situaciones, por ejemplo la típica entrevista de trabajo.  Llegamos poseídos de la verdad de que somos perfectos para el puesto.  MAL.  Esa es tu apreciación pero depende de la valoración del entrevistador.  La seguridad en uno mismo es importante pero no se puede ir de “sobrado”.

Seguimos con la entrevista, el entrevistador te pide que realices unas pruebas on-line y claro, como estamos a 30 de julio y estás a punto de irte de vacaciones, te viene mal.  Como vas de “sobrado”, sin encomendarte a nadie, dices (porque estás convencido de que has deslumbrado al entrevistador) que estás a punto de marcharte, que donde vas no tienes wi-fi y que cumplimentarás las pruebas on-line a primeros de septiembre.

Esta historia es real pero no la única.  Segundo caso en el que el ego es nuestro peor enemigo.  Se trata de una persona con un buen trabajo, eficiente y eficaz en el curso de su actividad laboral.  Sin embargo, cuando el director le encomienda una tarea que de entrada ya se presenta como muy laboriosa, la persona en cuestión y a pesar de que el director le ofrece los recursos necesarios, ésta los rechaza de inmediato, sin darle un segundo pensamiento con el argumento de que ella sola puede realizar el trabajo y también, como va de sobrada, dice que tendría que enseñarles y perdería tiempo.

Estos son solo dos casos pero estoy segura, queridos lectores, que conocéis mil más.

En ambos ejemplos los protagonistas se han dejado llevar por su ego.

DIME COMO TE RELACIONAS Y TE DIRE QUIEN ERES: NETWORKING

En el plan estratégico para el desarrollo de la marca personal es muy importante la red de contactos profesional o networking.  Teniendo en cuenta que el ser humano es eminentemente social, no parece que haya que estudiar para cumplir esta condición.  Sin embargo, no es tan fácil como a primera vista parece.

En primer lugar, conviene aclarar qué es el famoso networking o red de contactos profesional, no se trata de una pandilla de amigos, tampoco de los contactos familiares o los compañeros de colegio aunque muchos de los componentes de estos grupos pueden formar también parte de nuestra red de contactos profesional.

El networking es una actividad de marketing, que puede definirse como   una forma de ampliar nuestra red de contactos y detectar potenciales clientes, empleadores o colaboradores.

La construcción de la red de contactos o  Networking en inglés es la habilidad para  relacionarse socialmente con el objetivo de  hacer contactos y cooperar.   Considero que esta definición  aclara que no se trata de un red de “enchufes” sino podría decirse que es el “tu me ayudas y yo te ayudo”.

parasitosY aquí es donde mucha gente falla en la actitud porque entiende que la red de contactos es para estar siempre pidiendo o reclamando colaboración y jamás correspondiendo.   Y eso, señoras y señores, no es networking.  Es simplemente querer aprovecharse de los contactos.  Es lo que podríamos denominar parásito de la red de contactos.

Si yo recibo una invitación para una exposición de una persona de mi red, por supuesto,  no solo agradeceré la invitación, además asistiré porque entiendo que la persona que me invita quiere tener una amplia audiencia en el evento.  Si además, se puede ir acompañada, así lo haré con el fin de que no sólo se amplíe el número de asistentes, sino además es posible que mi acompañante sea una persona relevante en el mundo del arte o de los medios.

Hasta ahí perfecto.  El problema surge cuando invito a esta persona que se dedica al arte, a la presentación de uno de mis libros y no solo no acude sino que incluso ignora mi invitación.  Este es el típico caso de un parásito del networking. Olvida u obvia por completo la premisa de “yo te ayudo, tu me ayudas”.

mendigos_1También está la figura del “pedigüeño”, suele tratarse de una persona que constantemente pide favores (recomendaciones o similar) a TODA su red de contactos sin valorar si en el caso en cuestión estas personas pueden o no ayudar.  Esta acción se repetirá cotidianamente hasta el punto que su red de contactos posiblemente opte por ignorar sus mensajes.

entrepreneurship-networking-advice-1Hasta aquí, dos casos de actitud errónea con respecto al networking.  Ahora bien,  en general la actitud es muy positiva. Se trata de aquellas personas que siempre están dispuestas a colaborar, que cumplen sus compromisos y siempre tratan de corresponder.

Todo ello es importante en relación con la red de contactos pero lo es aún más en relación con la marca personal y profesional ya que se transmite una imagen positiva, responsable y comprometida.