CUANDO DEJAS DE SER TU MISMO

Es complicado, ya lo se pero hay etapas en la vida que no somos nosotros mismos y no es que se nos haya “ido la olla” sino porque la vida o el destino nos somete a pruebas inesperadas y todo lo que dábamos por sentado, está fuera de nuestro alcance.

Son circunstancias que nos llevan a comportarnos de forma distinta a la que nos caracteriza y cómo nos perciben los que nos rodean.

Se trata de  circunstancias sobrevenidas, con las que no contamos y que remueven hasta los cimientos nuestra forma de ser y proceder.  Se trata de circunstancias personales: la pérdida de un ser querido, un problema de salud –ya sea de la propia o de alguien muy cercano-   una ruptura, un problema laboral, entre otros.

De repente y sin que seamos conscientes la mayoría de las veces, nos mostramos más irritables o mas apáticos, dejamos de cumplir nuestros compromisos o nos volvemos intransigentes o mas tolerables; no existe una pauta de carácter general, en todo caso, dejamos de ser nosotros mismos.

La realidad es que nos hemos visto golpeados por la mas cruel realidad y la gran pregunta es como superarlo.

Considero que hay tres fases que nos llevan a superar, en la mayoría de los casos, la situación.

Durante la primera fase, no entendemos qué es lo que ocurre y se hace imprescindible comprender y aceptar lo que nos ha sucedido.  Es el momento de asumir el paro, la ruptura o el problema de salud.   Hay que hacer un análisis de la situación y comenzar a trazar una estrategia que nos permita revertir la situación, en la medida de lo posible.  Esta es la actitud positiva, la negativa sería llorar, desesperarse o pensar que el universo está en contra nuestra.

La segunda fase se orienta al desarrollo de la estrategia, fortalecer el ánimo y asumir que ciertas cosas quizá han desaparecido para no volver y hay que sacar el mayor partido posible a lo que conservamos.

En la tercera fase, hay que ponerse a la tarea, ser  resilientes ante la adversidad y muy positivos.

Ya se que no es fácil pero peor es encerrarse a pensar lo desdichados que somos y que nunca superaremos esta terrible situación.

 

Anuncios

6 comentarios en “CUANDO DEJAS DE SER TU MISMO

  1. Podemos estar muy de acuerdo con lo que pensamos y tener unas ideas muy claras pero lo realmente importarte, es cuando lo has vivido y has demostrado que has sido capaz de salir de ese pozo tan duro y profundo. Eso lo hacen los valientes.

  2. Gracias por el artículo. Estoy de acuerdo en que hay que tener una actitud positiva, ser fuerte y resilientes. Pero creo que también es muy importante rodearnos de personas que nos quieren. Ellas también nos ayudan a superar esos contratiempos o pruebas inesperadas.

  3. Gracias por este post. Desde luego las adversidades nos ponen a prueba y para salir del pozo necesitamos aunar nuestras fuerzas, optimismo, positivismo y resiliencia. No sé si estoy de acuerdo con que dejamos de ser nosotros mismos. Opino que más bien podemos sacar a relucir nuestras peores facetas. La cuestión es decidir que no queremos comportarnos así y que queremos ser mejores personas, cambiar nuestra actitud y tirar adelante. Creo que es justo en esos momentos difíciles cuando tenemos una gran oportunidad para conocernos a nosotros mismos, incluidos nuestros rincones más oscuros. La cuestión es qué hacemos con ese conocimiento adquirido. Si decimos “a la m…. con todo” o por el contrario que no queremos ser así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s