LAS CIRCUNSTANCIAS PERSONALES Y LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Buscar trabajo es un trabajo y cada uno tiene que hacerlo de acuerdo con sus objetivos, habilidades y conocimientos. Siendo muy conscientes del escenario en el que se desarrolla el mercado laboral actual.

Este es un hecho innegable, nadie encuentra un trabajo fantástico sin esfuerzo aunque se disponga de una formación por encima de la media, tres idiomas y unas habilidades personales sobresalientes.

No existe una receta magistral apta para todos.   No solo se trata de encontrar trabajo sino de encontrar “el trabajo”  idóneo,  no obstante en todos los casos es necesario:

  • Realizar una auto-evaluación

 Que permitirá al demandante de empleo conocer con qué capital cuenta. Cuáles son sus fortalezas y debilidades y como minimizar éstas.

 Hay que considerar que en el ámbito laboral se está pidiendo a los aspirantes a un puesto de trabajo un conjunto de habilidades psicológicas y de comportamiento tales como destreza en la presentación de ideas oralmente o por escrito, habilidades de relación con el cliente, capacidad de trabajo en equipo y organización, entre otros.

  • Conocer el mercado laboral

Cada caso es distinto y acorde a las aspiraciones, necesidades y preparación. Es por ello que ni existe un único modelo de curriculum, ni una carta de presentación válida para adjuntar al curriculum y en general a todas las empresas.

  • Desarrollar las propias herramientas para buscar empleo

 Que orientará hacia qué sector  (público o privado) y a qué empresas se deben  dirigir los esfuerzos y conocer qué puestos son los más demandados.

 Hasta hace poco bastaba la titulación, preferentemente con un buen expediente académico. Esto ya no es suficiente, los idiomas se dan por descontado, no solo el inglés.

  •  Disponer de un plan de acción

 ¿Trabajar en una gran empresa o en una Pyme?  ¿Optar por la Administración Pública?  ¿O quizá  considerar el auto-empleo? Depende en gran medida de los objetivos y posibilidades de cada cual.

 Dado que la estrategia no puede ser igual en todos los casos, cada uno tiene que desarrollar la propia, utilizando, del mismo modo que lo haría un buen artesano, las mejores herramientas para esta tarea en particular.

 Tampoco el método de búsqueda puede ser igual para todos, aún en el caso de buscar puestos similares. Depende en gran medida de la personalidad de cada uno y no tanto de la formación y experiencia sino de las habilidades,  circunstancias personales, contactos y relaciones.

estrategia

Buscamos trabajo por muy distintas razones aunque para los fines de este articulo,  nos centraremos en las mas clásicas:

  • Búsqueda de primer empleo
  • Búsqueda por desempleo
  • Búsqueda por insatisfacción con el trabajo actual
  • Búsqueda después de un receso en la vida labora

Búsqueda de primer empleo

Cuando las empresas necesitan contratar a profesionales sin experiencia, suelen acudir a las bolsas de trabajo de los centros educativos en primer lugar utilicen las bolsas de trabajo de los centros formativos.

A su vez, los centros de formación son cada vez mas conscientes de la importancia de ofrecer salidas profesionales a sus alumnos, por ello, generalmente disponen de servicios dedicados a la inserción laboral.

Es más que recomendable:

  • Solicitar una entrevista con los responsables de orientación profesional del centro de formación.
  • Si el centro de formación tiene una bolsa de trabajo, hay que darse de alta en la misma.
  • Si las ofertas de empleo de se cuelgan en la web del centro, hay que consultarlas cotidianamente.
  • Si existe una asociación de antiguos alumnos, hay que hacerse miembro.

Tras seguir los cinco pasos descritos en el epígrafe anterior, es el momento de poner en marcha el plan de acción que se haya trazado.

Adicionalmente, realizar prácticas y becas en empresas son una excelente manera de conseguir una primera experiencia profesional y facilitan notablemente la inserción en el mercado de trabajo.

En este caso, siempre se trata de profesionales muy jóvenes con poca o nula experiencia, a cambio pueden anticiparse a las necesidades del mercado laboral del futuro.

Búsqueda por desempleo 

Tras el despido y una vez superado el proceso de duelo en el plazo más breve posible, el profesional tiene que reconstruir los cimientos de su futuro laboral. Cuanto más tiempo pase entre un empleo y el siguiente, tanto más obsoleta quedará su candidatura y más difícil resultará que encuentre su nuevo trabajo.

Según la experiencia de algunos expertos especializados en la recolocación de profesionales, las 48 horas siguientes a un despido son claves para no destruir las posibilidades futuras de recolocación.

Para superar la situación de desempleo, el primer paso es adoptar una actitud proactiva. Algunos tienen la sensación de que el subsidio de desempleo puede cubrir las necesidades mínimas y que, quizá ha llegado el momento de disfrutar de un año sabático. Que es la ocasión para dedicar un tiempo a nosotros mismos. El problema es que nadie puede afirmar que pasado un año encontrará empleo en un razonable plazo de tiempo y que cuanto mas tiempo pasamos fuera del mercado laboral, mayor es la dificultad.

Mención especial requieren los mayores de 40 años (sí, 40) y no digamos los mayores de 50 años. Cuando se supera  esta edad, se inicia una nueva etapa laboral, una etapa llena  de grandes obstáculos. Actualmente, son uno de los colectivos que más tiempo tarda en encontrar un nuevo empleo.

Búsqueda por insatisfacción con el trabajo actual

 Sin entrar a evaluar las razones, puesto que pueden ser muchas y de muy diversa índole, es posible que la búsqueda de otro empleo no se perciba de forma tan perentoria y sin embargo, si esta es una meta a alcanzar, será necesario abordar el proyecto con el mismo empuje y voluntad que en el caso de estar desempleado, aunque quizá no sea totalmente igual la estrategia.

 Generalmente es un punto de partida mucho más favorable ya que desde el mundo del trabajo es más fácil encontrar otro empleo. Además, se tienen las necesidades cubiertas y al estar en actividad se incrementan las posibilidades de establecer contactos de interés.

 Búsqueda después de un receso en la vida laboral

Esta es una situación que se produce mayoritariamente entre las mujeres. En un momento de su vida, algunas mujeres deciden hacer un receso en  su vida laboral y/o carrera profesional y cambiar sus prioridades para vivir en pareja, tener hijos y formar una familia.

Pero llega un momento en que los hijos crecen o las necesidades económicas acucian o sencillamente sienten el deseo de retomar su vida profesional y se replantean regresar al campo laboral.

No siempre resulta fácil reintegrarse. Se encuentran con que algunas empresas como mínimo se plantean dudas al considerarlas candidatas para cubrir alguna posición. Dudan de que esta candidata pueda readaptarse rápidamente a los horarios, presiones y normativa de una empresa o porque creen que han perdido las habilidades por haber dejado pasar tanto tiempo sin ejercerlas, a los seleccionadores no les gustan los periodos en blanco en el curriculum.

A todo lo anterior se une la tendencia a contratar personas más jóvenes, actualizadas en el campo y con ideas más frescas.

Sin duda, cualquier persona que decida retomar su trayectoria laboral tendrá que readaptarse y readaptar su vida personal, no obstante, después de esta reubicación, las ventajas para la empresa serán muy importantes.

Este perfil normalmente se convierte en una colaboradora altamente comprometida, con un grado alto de estabilidad y de madurez emocional y este es un gran punto a favor de este perfil, aunque hay que saber venderlo.

Esta reinserción no es fácil y requiere una planificación cuidadosa, requiere de algunas acciones previas:

  • Actualizar el CV. Hay que investigar cuáles son los formatos más modernos para hacer un curriculum vitae que piden los empleadores actualmente y subirlo a las principales redes sociales, así como analizar las principales modalidades actuales de búsqueda de empleo.
  •  Actualizar los conocimientos tecnológicos. Todos los trabajos pero de manera especial el secretariado, han evolucionado respecto al uso de la tecnología y las comunicaciones. Es imprescindible ponerse al día.

 Formarse en todo aquello relacionado con la carrera profesional o con el último empleo ejercido para familiarizarse nuevamente con los principales aspectos.

 El mercado laboral ha ido evolucionado de forma cada vez más rápida en los últimos años. La globalización y la llegada de las nuevas tecnologías han cambiado los procesos de selección de personal de las empresas, aunque el objetivo sigue siendo el mismo: buscar y encontrar profesionales cualificados y formarlos para su permanencia dentro de las organizaciones.

Las herramientas más clásicas son la carta de presentación, ya sea para optar a una oferta o como auto-candidatura.   Por supuesto, el curriculum vitae  constituye un elemento imprescindible.  También es importante el teléfono, aunque cabe resaltar que es el correo electrónico una de las mejores herramientas.

Lectura recomendada: http://www.expansion.com/2015/02/13/emprendedores-empleo/mercado-laboral/1423856523.html

 

Anuncios

2 comentarios en “LAS CIRCUNSTANCIAS PERSONALES Y LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s