SI ESTAS EN EL PARO, DEBES TRAZAR UN PLAN DE ACCION (I)

Trazar un plan de acción

  

objetivoDadas las circunstancias,  muchos candidatos optan  a una posición, y la realidad es que todos los candidatos son muy parecidos: los mismos estudios, idiomas, experiencias internacionales….mucha similitud. Pero, ¿quién es el que al final lo consigue? Pues aquel que se ha fijado en cuidar los detalles.

Detalles que aportan la diferencia: networking, buen curriculum, buena presentación, buena presencia en la entrevista, mejor explicación de sus virtudes al entrevistador, carisma, empatía, imagen…

 Del cuidado de los pequeños detalles saben mucho los deportistas, y sobre todo, cuando practican deportes de alta competitividad basadas no sólo en la pericia sino en la preparación.

Buscar trabajo es un proyecto que tiene que tener prioridad sobre otros, y como en todo proyecto, hay que fijar objetivos.  Lo primero es lo primero y hay que comenzar por comprender claramente qué es un objetivo y qué implica fijar objetivos.

 ¿Qué es un objetivo?

 

  1. La palabra objetivo proviene de ob-jactum, que significa “a donde se dirigen nuestras acciones.”
  2. Los objetivos son enunciados escritos sobre resultados a ser alcanzados en un periodo determinado.
  3. Los objetivos son los fines hacia los cuales está encaminada  una determinada actividad
  4. Estos objetivos deben ser racionalmente alcanzables y deben estar en función de la estrategia que se elija.

 teniendo en cuenta que un objetivo siempre tiene que reunir las siguientes condiciones: 

  •  Concreto

 

¿Qué tipo de trabajo buscas?  ¿Se trata de un puesto en una empresa  privada o tu objetivo es la Administración Pública?  ¿Consideras el autoempleo como una alternativa?  Si esta opción te parece interesante, antes de tomar una decisión deberás recabar información sobre la conveniencia de actuar como autónomo o si lo conveniente y viable es constituir una sociedad de responsabilidad limitada.

 Estas son solo algunas cuestiones que todos nos deberíamos plantear al iniciar la búsqueda de empleo pero en cada caso, surgirán algunas más.

  •  Claro y compresible

 

El punto anterior debe poder definirse en un corto párrafo que sea comprensible por todos. 

  •  Realista

 

Los sueños son algo bonito pero en la mayoría de los casos inalcanzables y de lo que se trata es de ser pragmático y conseguir el objetivo.  Luego, hay que descartar todo aquello para lo que no estés preparado o sea poco idóneo para tu perfil.

 Es necesario tener en cuenta la situación personal y las propias posibilidades.

  •  Realizable

 

Quizá lo que te gustaría es un empleo público con un cómodo horario y buen salario pero, salvo contadas excepciones, no parece que sea un objetivo realizable, al menos a corto plazo.

 Es muy probable que las opciones estén en una empresa privada, con horario partido y lo que se denomina “salario convenio”. 

 Es más que probable que la razón por la que quieres un horario cómodo, sea por razones familiares.  A lo mejor te interesaría explorar la posibilidad de trabajar media jornada o cualquier otra solución imaginativa.

 Sobre esto habría mucho que debatir.  El hecho de tener responsabilidades familiares no implica tirar por la borda la carrera profesional, los estudios realizados y la experiencia adquirida. 

 Por ejemplo,  ser madre no tiene por qué significar el fin de la vida profesional.  La primera cuestión a plantease es si nos estamos proponiendo un objetivo realizable y esta autora se atreve a afirmar rotundamente que es realizable, teniendo en cuenta algunas circunstancias:

  •  Hay que tomarse la situación como viene:  las posibilidades de conseguir empleo son actualmente más escasas que en años anteriores, pero lo son para todo el mundo.
  • Algunas empresas como consecuencia del momento de freno que sufre la economía, tratan de abaratar costes, luego puede que contemplen emplear algunas personas solamente media jornada.
  • Hay que pensar en soluciones creativas,  no es imposible, puede considerarse el teletrabajo, entre otros. 

 

  •  Mensurable

 

La búsqueda de empleo requiere una estrategia que conlleva, entre otras,  la elección de empresas a las que se hará llegar el currículum.  Tanto si optas por la respuesta a ofertas publicadas como si optas por la auto-candidatura, es necesario hacer un seguimiento de las respuestas recibidas, para evaluar si se está adoptando la estrategia adecuada.

 Igualmente es imprescindible  evaluar los recursos con que se cuenta como punto de partida.  A modo de ejemplo se enumeran a continuación los que se estiman básicos:

  •  Formación adecuada al puesto al que se quiere optar
  • Experiencia en un puesto similar
  • Buena actitud emocional
  • Flexibilidad y capacidad de adaptación (nada es totalmente blanco ni absolutamente negro), siempre se pueden buscar vías de negociación.
  • Red de contactos tanto profesionales como sociales y  familiares
  • Capacidad de innovación y reciclaje. Encontrar el empleo indicado, algunas veces, es una tarea complicada: una mala entrevista, enfoque equivocado del currículum, la respuesta a ofertas poco ajustadas al perfil profesional, entre otras pueden ser variables que influyen negativamente en el resultado final.
  • Con fecha de vencimiento

 

Es necesario fijarse un plazo razonable para lograr el objetivo, si transcurrido ese plazo, no se han conseguido los resultados esperados, en este caso, un empleo remunerado, sino de acuerdo con las expectativas, sí acorde al mercado, si no has conseguido el empleo que tienes en mente,  es obligatorio replantearse la situación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s