VENTAJAS Y DESVENTAJAS (TAMBIÉN LAS HAY) DEL TRABAJO EN EQUIPO

VENTAJAS

El trabajo en equipo incrementa de forma considerable la satisfacción personal, mejora el clima laboral, se obtienen resultados más favorables, y lo más importante, los miembros del equipo aprenden continuamente cómo optimizar su trabajo.

Además, los equipos de trabajo:

  •  Realizan trabajos que los grupos corrientes no pueden hacer.
  • Facilitan el aprendizaje
  • Aprovechan mejor los recursos.
  • Son más creativos y eficientes para resolver los problemas.
  • Son más eficientes en la toma de decisiones.
  • Incrementan la productividad
  • Mejoran la comunicación.

Los miembros de un equipo disfrutan del trabajo en un entorno colaborador, sienten el reconocimiento personal  social y en general, mejoran su calidad de vida laboral. Un equipo dispone de más información y consigue mejores resultados que cualquiera de sus miembros individualmente.

Todas estas ventajas se encuentran en los equipos de trabajo que funcionan de forma óptima, lo que depende en gran medida del liderazgo con que cuenta la persona que lo dirige y su visión de las posibilidades futuras, sin que tenga relevancia su posición en el organigrama de la empresa.

DESVENTAJAS

equipoSi en el epígrafe anterior se ha analizado el equipo de trabajo ideal, en éste se examinan las cuestiones que producen conflictos en los equipos de trabajo reales.

Uno de los grandes problemas en el trabajo de equipo es el hecho de que cada persona es en sí misma un mundo con sus cualidades y defectos y en un primer momento  pueden surgir antagonismos y desacuerdos si se permite que los participantes tomen posiciones de ganar, perder y de competencias y lucha.

Los factores generadores del conflicto más característicos son los que se exponen a continuación:

  • Liderazgo débil o inadecuado para el tipo de trabajo a realizar. Este es un factor determinante para el éxito o el fracaso del equipo.
  • Falta de confianza por parte de los miembros del equipo en el logro de los objetivos, bien porque el líder no ha sabido transmitir la información o porque dentro del equipo hay personas que “intoxican” el entorno.
  • Objetivos poco realistas. Un equipo frente a objetivos que no son realistas y, por tanto, inalcanzables, pierde la fe en el éxito.
  •  Falta de apoyo por parte de la dirección, lo que produce carencias, entre otros, de los recursos necesarios.
  •  Individualismo. El trabajo en equipo parece llevar implícito el lema “uno para todos y todos para uno”. Trabajar en equipo implica servir, dejar de pensar únicamente en uno mismo y en el beneficio propio.
  •  Incumplimiento sistemático de las normas de funcionamiento, en algunos casos por ser poco claras o demasiado densas o imposibles de cumplir.
  •  Malas relaciones intepersonales
  •  Equipos mal dimensionados respecto al trabajo a realizar. En el caso de que el número de miembros es escaso, se produce el estrés lógico ante el tamaño de la tarea. Si es excesivamente numeroso, se genera la sensación de “disparar pulgas a cañonazos”. En ambos casos puede que las tareas no se distribuyan equitativamente.
  •  Actitudes que frenan o eliminan la creatividad:
    • Trabajo enfocado a la gestión y las tareas rutinarias
    • Relaciones poco asertivas, actitudes contemporizadoras
    • Motivación de los miembros “tóxicos” del equipo
    • No reconocer la existencia de problemas o conflicto

Formar un equipo de trabajo y dirigirlo eficazmente no es tarea fácil. La eficacia de un grupo que funciona comparada con la de otro con problemas y desorganizado es abismal.

CONCLUSIONES

El trabajo en equipo, al que no parece que en ningún caso deba considerarse como una moda pasajera sino un proceso que está aquí para permanecer,  incrementa la productividad en la empresa, favorece las relaciones y la confianza entre los miembros del equipo.

Las ventajas son muchas aunque quizá la más significativa es la sinergia que se produce en los equipos de trabajo,  cuando un equipo funciona armónicamente y los esfuerzos de todos sus miembros están enfocados en la misma dirección, no se producen pérdidas de energía.

Como en toda acción humana, el trabajo en equipo no está exento de problemas, especialmente cuanto ese equipo se acaba de formar o cuando se emprende un nuevo proyecto.  En ambos casos se trata de lo que podría llamarse la  etapa de ajuste.

Además de esta etapa de ajuste, los conflictos en los equipos proceden en su mayor parte de la indefinición de los objetivos, la falta de recursos de todo tipo (humanos, materiales, tiempo) o de la falta de liderazgo por parte de quien dirige ese equipo.

EXTRAIDO DEL LIBRO “COMO SOBREVIVIR AL CAMBIO: INTELIGENCIA EMOCIONAL Y SOCIAL” DE M.C. LONDONO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s