LA ENTREVISTA LABORAL

Nos jugamos mucho en una entrevista laboral en la que a lo mejor solo está presente una persona y a lo sumo dos o tres y sin embargo para el interesado, esta entrevista tiene mayor importancia y trascendencia que para otra persona que debe hablar para un gran auditorio.

Para el candidato, la entrevista su principal objetivo desde el punto de vista de este libro  es:

  •  Atraer la atención del seleccionador con capacidad comunicativa, con convicción y decisión, las habilidades de comunicación son tan importantes como los conocimientos y la experiencia.

La cuestión es lograr que el entrevistador  considere que se cumplen sus objetivos precisamente porque el entrevistado ha utilizado sus habilidades de comunicación para persuadirlo de que es idóneo para el puesto.

Como ya se ha reiterado, tanto la preparación como la práctica son importantes.

En este caso, el tema es conocido, sin embargo hay que documentarse e investigar todo lo posible  la empresa donde se es candidato a un puesto:

  • Historia
  • Número aproximado de empleados
  • Situación actual
  • Socios, accionistas, etc…
  • Posicionamiento en el mercado
  • Servicios y/o productos
  • Políticas
  • Etc..

Hay que tener en cuenta que el entrevistador puede adoptar diferentes roles.  Es posible que el “agresivo”  plantee cuestiones intimidatorias para evaluar la respuesta ante situaciones de crisis; el “operativo” sobre todo se  interesará por la capacidad técnica del candidato, el “psicológico” analizará la forma de ser y las habilidades de trabajo en equipo, entre otros, y el entrevistador “amigo” –el más difícil de los descritos–,  tratará, eso sí muy cordialmente, de conseguir toda la información posible del candidato.

En cualquier caso es necesario:

  • Tener claros sus objetivos profesionales.
  • Tener confianza en sí mismo y mostrar capacidad para afrontar retos.
  • Ser puntual; al llegar presentarse  a quien corresponda y aprovechar el tiempo para relajarse y repasar qué se contestará a determinadas preguntas.
  • Cuidar el aspecto personal, en función del puesto solicitado, evitando características llamativas.   El aspecto, y  el atuendo son factores fundamentales a la hora de presentar una buena imagen
  • Mantener una postura adecuada y cortés, al margen de la postura del  entrevistador,  ya que es posible que con el objetivo de crear tensión en el entrevistado, pudiera adoptar una postura extraña.
  • El lenguaje debe ser correcto, además de fluido y sencillo, evitando las palabras rebuscadas, las “muletillas” y los rodeos innecesarios.

Es importante, respecto al lenguaje,  tener en cuenta que los  mensajes  transmitidos verbalmente deben coincidir con los que emiten el cuerpo y la voz-  Tiene que existir coherencia entre lo que se dice –comunicación verbal- y cómo se dice –comunicación no verbal y paraverbal.

ACTITUDES

Además, conviene  hacer simulaciones de la entrevista con la familia o  amigos. Permitirá analizar los aspectos a potenciar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s