EL FACTOR DIFERENCIADOR EN LA MARCA PERSONAL

Aspectos fundamentales del diseño de la marca personal

La reputación es uno de los más valiosos activos de un profesional. Credibilidad, visibilidad, personalidad y estilo personal constituyen la propia marca personal que se  debe:

–          Desarrollar

Como ya se ha dicho, la marca personal surge espontáneamente como reflejo de la actividad profesional pero de cada uno depende convertirla en un magnífico activo o dejar que se convierta en un gran obstáculo a la hora de buscar trabajo o aspirar a una mayor proyección profesional.

–          Determinar lo que los demás perciben

¿Qué es lo primero que le sugiere tu nombre a un antiguo jefe o a un compañero de trabajo?  ¿Persona proactiva y comprometida?  ¿Cumplidora con sus compromisos?  ¿Muy inteligente pero  conflictiva? ¿Muy trabajadora pero incapaz de tomar decisiones?

¿Qué consideran tus amigos, tus antiguos compañeros de estudios  o tu familia?  Es posible, por ejemplo,  que la imagen de persona cumplidora de sus compromisos sea precisamente lo primero que surge al pensar en ti o alguien muy solidario comprometido con el voluntariado.

Es necesario, rememorar situaciones anteriores para analizar como los demás nos perciben.

Raramente nos hacemos la pregunta de si sabemos vendernos o realmente nos compran.

Estamos vendiendo nuestra marca cuando en  una entrevista de selección mostramos lo buenos que somos y qué sabemos hacer.   Si no  nos conocen es obligatorio transmitir la propia valía.

Nos compran cuando han oído hablar favorablemente.   Cuando por sí mismos o por otros se han hecho la idea del valor que podemos aportar.   Es entonces cuando se puede decir que se dispone de una marca y una reputación. Eso hace que nos “compren”, que nos elijan precisamente por el factor diferenciador.

–          Determinar cuál es el factor diferenciador

Todos los profesionales tienen una competencia o habilidad que los hace únicos, el problema es que en general no nos damos cuenta.

Puede ser que se trate de la habilidad de comunicación que nos hace ser magníficos vendedores, ya sea de productos o servicios o de una idea.

También es posible que el factor diferenciador resida en la experiencia y red de contactos en un determinado sector, o quizá en el conocimiento experto de un programa de software.  Y así sucesivamente.

Hay que reflexionar sobre lo que nos  distingue de otros profesionales con formación y experiencia similares y actuar como lo haría el responsable de una de las marcas mas famosas del mundo: Coca-Cola, Apple, Pepsi-Cola que continuamente se cuestionan qué es lo que hace a sus productos distintos y quizá mejores que los de su competencia.

Resulta muy útil escribir qué nos diferencia en quince palabras, leerlo atentamente y re-leerlo cuantas veces sea necesario para encontrar el factor diferenciador.

Extraído del libro de M. C. Londoño “BUSCAR TRABAJO ES UN TRABAJO”

http://www.fundacionconfemetal.com/Editorial/RRHH-y-Management/Buscar-trabajo-es-un-trabajo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s